Espana es el segundo país de europa con mayor tasa de contratos públicos que reciben una sola oferta

España es el segundo país de la Unión Europea, sólo por detrás de Italia, que recibe menos ofertas de empresas en los concursos públicos de las diferentes administraciones. En concreto, casi al 25% de las licitaciones concurre únicamente una sola empresa.

Según el estudio ‘Tenders Electronic Daily’ publicado por la revista británica The Economist y recogido por Servimedia, las cifras de concurrencia de empresas en los contratos públicos han caído drásticamente en la última década.

En 2007, algo más del 10% de contratos públicos españoles recibieron una sola puja, mientras que en 2015 este porcentaje ascendió a un 25%, lo que supone más del doble en apenas ocho años.

Estas cifras sitúan a España como el segundo país de la Unión Europea con más número de licitaciones a las que se presenta una única empresa, superada sólo por Italia con el 30% en 2015.

Este indicador de descontento muestra que la competición por contratos públicos está cayendo en Europa, lo que para el semanario inglés pone de manifiesto el deterioro del corazón de la gobernanza europea.

The Economist trae a colación la trama Gürtel, el mayor caso de corrupción en España en décadas con amaños de contratos públicos para adjudicarlos a amigos, y recuerda que llevó a juicio el pasado mes a 37 empresarios y a políticos, incluyendo miembros del PP.

Esta trama, que tiene un coste estimado para las arcas públicas de 120 millones de euros, constituye un tipo de corrupción que está incrementando la insatisfacción hacia las élites gubernamentales y señala la advertencia de los expertos: la caída en el número de empresas que acuden a licitaciones públicas es un signo preocupante.

Si bien considera que las autoridades gubernamentales pueden usar este sistema de competición para seleccionar el mejor servicio al precio más bajo y prevenir el amiguisto y el trapicheo, constituye el mayor riesgo para cometer fraude.

El mismo estudio refleja que, en los países europeos más ricos, los concursos públicos con un valor inferior a los 10 millones de euros obtienen hasta seis pujas, mientras que los que tienen un valor entre 40 y 50 millones de euros, reciben hasta cuatro pujas. De hecho, los propios gobiernos están dando menos tiempo a las empresas que concurren, tratando de recudir así el número de participantes.

El Economista

Comments are closed.